Qué es la escaleta de una novela - Curso de Novela

Qué es la escaleta de una novela

La escaleta es imprescindible para escribir una novela. Porque escribir una novela no es tan fácil, ni tan rápido, como tener una buena idea y ponerse a escribir (y escribir, y escribir) hasta que tecleas FIN.

Se puede hacer, claro, pero si quieres escribir una buena historia este es el camino más complicado y con peor pronóstico. Para escribir una novela, esbozar es imprescindible, sin tener claro cómo son los personajes o cuál es el argumento, no podrás obtener la escaleta. Y, como decía al principio, este paso es básico para poder escribir.

Qué es la escaleta

La escaleta es un listado con las escenas que componen la novela.

Las escenas de la escaleta están estructuradas (organizadas) tal como las leerá tu público.

Esto significa que:

  • En la escaleta se mezclan las distintas tramas (que puedes haber trabajado por separado antes de intercalarlas).
  • Está dividida en escenas, lo que debería implica que cada escena tendrá un objetivo y una función.
  • Tienes claro el punto de vista y el narrador para cada una de las escenas
  • La escaleta debería poder reorganizarse moviendo sus elementos, pero cualquier cambio podría afectar al resto.
  • Con la escaleta los cambios son más fáciles de insertar y controlar.
  • Gracias a la escaleta obtienes una vista panorámica de tu novela.

Qué forma tiene una escaleta

Depende.

Depende de tu estilo y preferencias y de cómo hayas llegado hasta ella. La escaleta será el resultado de tu forma de trabajar, de planificar y diseñar tu novela.

Y también depende, y mucho, del soporte con el que trabajes.

Escaleta a mano

Si planificas a mano, tu escaleta puede estar en un tablero de corcho en forma de notitas adhesivas de colores, o de fichas de cartulina.

Escaleta en el ordenador

Si trabajas en un ordenador desde el principio tu escaleta dependerá del programa que uses para planificar.

Podrías hacerla en una hoja de cálculo (excel, numbers, etc) o en forma de listado en un documento de word.

Si trabajas con Scrivener, tu escaleta podría tener forma de esquema, estar en el cuaderno en forma de un documento por escena, cada uno con la información necesaria para escribirlo (y que no tienes que borrar para escribir).

cómo es una escaleta

Cuánta información poner en la escaleta.

Sigue dependiendo de ti.

Para mí lo ideal es tener un listado de escenas, con un título descriptivo para cada una de ellas, con su correspondiente ficha de escena.

Pero también podría ser un documento redactado con la información de cada escena, en la que destacas el título de la escena y debajo escribes toda la información relevante (lo que equivaldría a un guión literario en el vocabulario de escritura audiovisual)

Cómo se llega a la escaleta

Hay muchos métodos de planificación, y no creo que ninguno sea mejor que otro, ni que haya que limitarse a usar uno solo.

Creo que cada persona, incluso cada novela, necesitan un sistema distinto para obtener la escaleta.

El truco es conocer bien los elementos que forman la novela y la estructura. Si sabes cómo tienen que ser, qué papel tiene cada uno en la novela, no importa cómo llegas a ellos.

Para obtener la escaleta, lo ideal es trabajar cada trama por separado, sus argumentos, sus pulsos dramáticos y de ahí a las escenas.

Para escribir un buen argumento tienes que trabajar bien algunos elementos:

  • personajes
  • escenario
  • conflictos
  • cronología

A mí, me funciona una combinación de métodos, por un lado echo mano de la inspiración y, por otro, exprimo los elementos y juego con ellos para obtener más de cada uno y de sus combinaciones.

Generalmente, parto de una idea que trabajo hasta conseguir una premisa, una storyline de cinco lineas. Y después escribo una sinopsis con todo lo que se me ocurre y todo lo que me falta (me cuento a mí misma la historia y me voy dejando notitas para cuando lo lea más tarde).

estructura de la novela

Más tarde, analizo, extraigo y trabajo cada elemento, y cada trama, por separado.

Creo una estructura primaria (generalmente basada en 8 actos para la trama principal) con lo que he obtenido de la primera sinopsis y voy rellenando esta estructura a medida que trabajo los distintos elementos hasta que tengo todas las escenas.

Entonces, es cuando pienso cómo mezclo las tramas, qué puntos de vista o narradores uso y en qué orden lo cuento en la novela y ya tengo la escaleta.

En definitiva: planificar me ayuda a tener una buena historia y la escaleta me ayuda a decidir cuál es la mejor forma de contarla y poder escribir de forma fluida y sin bloqueos de ningún tipo.

Clara Tiscar
 

  • BookWorm dice:

    Siempre he trabajado la escaleta de forma intuitiva. Comencé a escribir de «corrido» a los once años; pero a los dieciséis escribía «por adelantado» lo que iba del capítulo, al menos tres de ellos.
    Ahora, creo que es mucho mejor hacerlo completo, con lo mas relevante, ya que te limita a lo esencial y no divagar.
    Pero confieso que la escaleta parece no funcionar con aquellos que no tienen finalizada su historia en la cabeza. Aplicaria, entonces, usarla capítulo a capítulo al menos.

    Gracias por el consejo.

    • Clara Tiscar dice:

      quizás lo que te falta es el paso intermedio de escribir un primer borrador «de mierda». Una sinopsis en la que vuelcas todo lo que se te ocurre. Un argumento ampliado. Muchas creen que con eso ya han escrito la novela, pero desde mi punto de vista eso es el campamento base. De esa sinopsis se extraen los pulsos que se convierten en la escaleta.

  • angel dice:

    Hola, Clara.
    De gran ayuda tu material. Te felicito, soy tu fan.
    Un abrazo.

  • Leonardo dice:

    Como siempre, impecable. Pero déjame hacerte una consulta, sin compromiso y agradeciéndote desde ya por tu atención: ¿es conveniente escribir «cuando se pueda»? La verdad es que tengo muy poco tiempo, y muchas veces, en el trabajo, tengo la novela abierta y voy agregando líneas en mis minutos libres –te cuento que soy el director técnico de una farmacia–. El hecho de trabajar en Word y hacer backup de todos mis archivos –línea de tiempo, fichas de personajes, etc.– en la nube, me permite trabajar donde sea. Pero, en relación a la inspiración y la uniformidad de estilo, ¿es conveniente hacerlo donde sea, o debo «forzarme» un espacio entre mis actividades para enfocarme en la escritura (lo cual me resulta harto difícil)…? Vuelvo a agradecerte, y te mando mis más cálidos saludos.

    • Clara Tiscar dice:

      Cuando trabajaba para otros también me pasaba lo mismo. hasta que llegó internet y entonces dejé de escribir a ratos en el trabajo para hacer lo que hace todo el mundo y perder el tiempo en foros (las redes no existían por entonces).

      Sentía que escribía bien así, porque además, como va por inspiración, no puede «salir» mejor. Pero con el tiempo me di cuenta de que son pequeños fragmentos que no siempre encajan ni en tono ni en estilo. Yo necesito entrar en el flujo de la escritura y dedicarme solo a eso.

      Lo que sí sigo haciendo es tomar nota a cualquier hora de cualquier cosa que se me ocurra relacionada con la planificación de una novela. Siempre llevo una en mente y en esos momentos «muertos» me dedico a eso. Podrías intentarlo, en lugar de escribir, haz lluvias de ideas de osbtáculos, pruebas para tu protagonista, fichas de personaje…

      Y busca momentos de concentración para escribir y poder poner toda tu atención en ello.

      Ya me contarás!

  • >

    Descubre el secreto para escribir novelas sin desatender tu trabajo ni otras obligaciones

    Suscríbete para recibir la masterclass en la que te cuento cómo escribir una novela paso a paso

    arrow-down