Los 3 narradores más fáciles para tu primera novela - Curso de Novela

Los 3 narradores más fáciles para tu primera novela

Una de las decisiones más importantes que tienes que hacer cuando te planteas escribir una novela es elegir el narrador. En la inmensa mayoría de ocasiones, una misma historia puede ser contada por narradores diferentes. De esta elección dependerá el resultado.

El narrador determina el tono de la novela, pero también lo que puede o no contar. En esta elección tiene mucho que ver la intención que tienes a la hora de explicar esta historia y cómo quieres explicarla.

Todos los narradores tienen sus ventajas y sus limitaciones. Tener en cuenta las limitaciones del narrador te ayudará a decidir qué narrador usas para contar tu historia.

Hoy quiero recomendarte tres narradores que son muy habituales, muy efectivos y que son muy fáciles de usar. Si te consideras escritor amateur, ponte como objetivo dominar estos tres narradores antes de complicarte la vida con opciones más complejas.

Lo más fácil, además, es limitarte a un solo narrador por novela. Aunque puedes combinar el primero o segundo con el tercero de una forma muy sencilla, solo tienes que seguir sus normas.

3 narradores fáciles para tu primera novela

Ten en cuenta que tienes que diseñar la voz de tu narrador y ser fiel a su estilo durante toda la novela.

Si tienes dos narradores cada uno tendrá su propio estilo, deben ser reconocibles y cumplir siempre con sus reglas, que son los límites a que hacia mención antes.

Los 3 narradores fáciles para tu primera novela

Narrador en primera persona: narrador protagonista

No todos los narradores en primera persona son el narrador protagonista, pero para una primera novela no te recomiendo entrar en narradores más complejos.

El narrador coincide, en este caso, con el personaje protagonista.

Cuenta su propia historia.

Habla en primera persona.

Puede usar el presente o el pasado. Dependerá de si quieres que narre la historia al ritmo que va ocurriendo o cuando ya ha terminado. Ambas opciones tienen ventajas y desventajas. Y también depende mucho de la intención que tengas, lo que quieras conseguir.

Ten en cuenta que no suele haber una opción perfecta. Si eliges contarlo en pasado porque te resulta más cómodo y fácil que narrar en presente, tendrás el handicap de que no podrás jugar con la incógnita de si el protagonista sobrevive, por ejemplo.

Ventajas de usar un narrador protagonista:

Coincide con el protagonista, por lo que ya lo has diseñado. Su voz es la misma. A no ser que haya pasado el tiempo y haya evolucionado.

Tiene acceso a los pensamientos y emociones del protagonista. Puedes explicárselos al público. Si es lo que quieres, usar un narrador protagonista no te obliga a entrar en su cabeza o desnudarle emocionalmente.

Conoces su pasado: igual que en el caso anterior, conocer su pasado no significa que lo tengas que usar o que lo tengas que explicar todo. Pero no necesitarás justificación para que un narrador protagonista tenga conocimientos del pasado del personaje.

Sabrás sus planes e intenciones: porque como tienes acceso a sus pensamientos podrás compartir con las lectoras lo que piensa hacer el protagonista o cuáles son sus planes. No tienes que contarlo todo, puedes jugar tus cartas en favor de la tensión y la intriga.

Conoce la historia de primera mano. No necesitarás, tampoco en este caso, justificar que sepa lo que le pasa.

Limitaciones de un narrador protagonista

• No tiene acceso a los pensamientos ni emociones de otros personajes.

• No conoce los planes de otros personajes.

• No puede saber lo que ocurre en un sitio en el que no está presente.

El narrador en primera persona puede parecer el más sencillo de todos, pero ten en cuenta sus limitaciones, solo puede hablar por uno de los personajes, con el resto es un simple observador. Esto puede limitarte a la hora de contar tu historia.

Es por esta razón que muchas veces el narrador en primera persona se combina con algún otro tipo de narrador.

falsa tercera persona

Narrador en tercera persona: Falsa tercera persona

La falsa tercera persona es un narrador protagonista disfrazado. Habla del protagonista en tercera persona, pero tiene acceso a sus pensamientos, emociones y pasado.

Tal como ocurre con el narrador protagonista, no tiene acceso al resto de personajes, los ve como un observador.

Este tipo de narrador es muy frecuente si necesitas contar una historia desde el conocimiento y el punto de vista de una primera persona pero no puedes hacerlo o no quieres hacerlo desde ahí. Por ejemplo con un protagonista que termina muerto, no podrías usar una primera persona, en ese caso usarías una falsa tercera persona.

También lo usarías en aquellos casos en los que quieres conocer perfectamente al protagonista pero no quieres que de la sensación de estar retransmitiendo su propia vida por la sensación de irrealidad que genera.

Sus límites coinciden con los del narrador protagonista. Sus ventajas ya las he mencionado: desconectar emocionalmente, añadir verosimilitud al relato, evitar spoilers…

narrador cámara

Narrador en tercera persona: narrador cámara

El narrador cámara es el que recomiendo usar si quieres tener múltiples puntos de vista.

El punto de vista, para explicarlo rápido, coincide con el protagonista de una escena.

Si, por ejemplo, quieres mostrar lo que hacen varios personajes que no están juntos, necesitas un narrador que pueda saltar a los distintos espacios y tiempos.

El narrador más sencillo de usar es el narrador cámara, que combina perfectamente con cualquiera de los otros que te he contado antes.

La particularidad de este narrador en tercera persona es que actúa como un observador. Se posiciona a una distancia media de los personajes y cuenta lo que ve.

Es ideal para relatar una historia de intriga en la que no te interesa desvelar los pensamientos de los personajes, porque solo podrás contar lo que vería una cámara colocada en un punto estratégico.

Gracias a que no entra en la cabeza de los personajes y actúa como un espectador, o una cámara, puede poner su foco de atención en cualquier personaje de la novela.

Las ventajas de usar un narrador cámara

• Permite usar múltiples puntos de vista

• Ayuda a construir tensión e intriga porque solo cuenta lo que ve

• Hace partícipe a la lectora, que también se siente observadora

Los límites del narrador cámara

• No tiene acceso a los pensamientos ni emociones de los personajes.

• Desconoce, a no ser que vea cómo planifica, lo que hará el personaje.

El narrador cámara funciona igual de bien en pasado o presente y es una excelente opción cuando necesitas contar lo que les pasa a varios personajes.

Los pasos previos a la elección del narrador:

¡Te toca a ti! Cuéntame, ¿tienes algún narrador preferido? ¿Hay alguno de estos tres que no conocías o no has usado nunca?

Si quieres profundizar en el Narrador, quizás te interese este curso.

Clara Tiscar
 

>

Descubre el secreto para escribir novelas sin desatender tu trabajo ni otras obligaciones

Suscríbete para recibir la masterclass en la que te cuento cómo escribir una novela paso a paso

arrow-down