Estructura para novelas románticas: La lista de Snyder - Curso de Novela

Estructura para novelas románticas: La lista de Snyder

¡Vamos a seguir con la estructura para novela! En mi última entrada te di 75 razones por las que es necesaria la escaleta para escribir mejores historias y para que el proceso de escritura sea mucho más fluido y, por qué no, divertido. Hoy veremos cómo crear una escaleta a partir de una estructura maestra: la lista de Snyder.

La escaleta no es algo que se cree de la nada. Primero tienes una idea, después la desarrollas hasta tener un argumento y después extraes los pulsos dramáticos para empezar a colocarlos en la escaleta y poder rellenar los huecos.

Lo ideal es tener claro qué pulsos dramáticos son imprescindibles para sujetar toda la estructura. Estos pulsos dramáticos son como las columnas o las paredes maestras necesarias para que el edificio (la novela) aguante.

Hoy quiero hablarte de una de esas estructuras maestras, que aportan una guía con la que crear los pulsos dramáticos básicos en una escaleta, para después rellenar los huecos que quedan entre esos pulsos:

La lista de Snyder

Una de las estructuras más populares para novelas es la conocida como “El viaje del héroe”; pero hoy quiero hablar de otra, explicada por un analista de guión de Hollywood.

Se trata de Blake Snyder, que escribió Salva Al Gato, un libro de sobre cómo escribir pelis comerciales para Hollywood. Y es que si algo tienen en Hollywood, a parte de dinero, es que la mayoría de películas cumplen una estructura clara y usan los recursos del guión de forma evidente. Lo hacen por sistema. Es el modo de que una peli, por mala que sea, se deje ver hasta el final.

Blake Snyder cuenta cosas muy interesantes en su libro, y aunque está pensado para escribir guiones, es una lectura que vale la pena y que se puede aplicar a la escritura de novelas. En el libro Salva al gato, Blake Snyder, explica cómo es una estructura que ha detectado en películas que han funcionado muy bien comercialmente.

¿Por qué es útil una estructura de películas para escribir novelas?

Porque quien lee novelas hoy en día, ha visto miles de películas y cientos de series. Al contrario de lo que pasaba no hace no hace demasiados años, ya acumulamos más horas de audiovisual que de lectura. Si quieres escribir para las lectoras del s. XXI tienes que escribir novelas del s. XXI. Y las novelas hoy en día tienen que ser cinematográficas. Muy visuales. Con muy buen ritmo. De lectura fácil.

Cómo se escribe una novela con una estructura maestra

Ya sea directamente desde la idea (un poco arriesgado si no tienes experiencia) o a través de un argumento, se trata de buscar los pulsos dramáticos de la estructura maestra en tu argumento.

Si no los tienes, deberás crearlos.

Después, tendrás que añadir escenas que rellenen los huecos que quedan entre los distintos pulsos dramáticos principales.

¡Cuidado! Cuando “metas escenas” tienes que tener cuidado de que los pulsos dramáticos básicos sigan en su lugar correcto.

Para hacerlo de forma sencilla y visual puedes usar paredes de corcho o mesas en las que exponer fichas. O usar un programa del tipo Scrivener, para tener un tablero con fichas virtuales.

En cada una de las cartulinas o fichas virtuales se crea una ficha de escena.

Las primeras que tienes que colocar corresponderán a las que te dicta la estructura maestra, en este caso, las correspondientes a la lista Snyder.

Colócalas sobre la mesa o el tablero de forma que estén situadas donde corresponde en la novela.

Así verás los huecos que tienes que rellenar y verás qué escenas hay antes y después de esos huecos.

De este modo rellenar, y por tanto tener la estructura, será mucho más fácil.

Estructura para novela: La lista Snyder

Leí el libro hace mucho tiempo, así que te voy a contar con mis propias palabras, recuerdos y uso habitual cada una de estas etapas.

Esta estructura para novela (el original es para pelis) está pensada para comedias románticas, pero con un poco de gracia la puedes adaptar a otros géneros.

Como cada novela tiene el número de páginas que necesita, lo mejor es colocar los pulsos dramáticos por porcentaje. El principio de la novela es el 0%, la mitad el 50% y el final el 100%. En base a esto, te cuento dónde colocar los pulsos dramáticos de la Lista de Snyder:

1. Imagen de apertura

0%: página 1. Ya sabes, una imagen vale más que mil palabras. Ahora tienes que elegir la imagen con la que empezará tu novela, la imagen mental que quieres que se componga la persona que te lee.

Tiene que quedar establecida después de la primera escena. En ella ya veremos muchas cosas cómo la atmósfera, el tono, el ritmo, el tema…

2. Declaración del tema

5%. Si no queda claro en la imagen y la escena de apertura en las primeras páginas de la novela el tema tiene que estar claro. Tú decides si es un personaje el que lo dice, una situación, una pregunta sin respuesta.

3. Planteamiento

10%. Tiene que quedar claro quién es el protagonista y qué quiere. Además tenemos que conocer sus conflictos o antagonistas, es decir qué le impide conseguir lo que quiere.

Por supuesto es el momento en el que el público tiene que conocer al resto de protagonistas y el universo o mundo ordinario al que pertenecen.

Cómo es su vida, qué quieren y por qué no lo tienen.
Escaleta: detonante de la novela

4. Catalizador

12% ¿Qué le pasa al protagonista que le cambia la vida? Se crea una necesidad que antes no tenía, o un problema que solucionar. Algo le ocurre que hace que tenga que tomar una decisión. Algo cambia en la vida del protagonista, detona el conflicto.

Como muy tarde en la primera mitad del primer acto ya tiene que estar el conflicto en marcha. Cuanto antes mejor. Porque el resto del primer acto lo dedicarás al debate.

Todas las estructuras maestras para novela tienen un momento detonante o catalizador. Es un punto imprescindible. 

5. Debate

Una vez se ha topado con el incidente catalizador, o lo que hace que tenga que tomar una decisión, el protagonista se enfrenta a la toma de decisión.

Es posible que dude, que no acepte el reto, que haya alguien que quiera pararle. Es la fase en la que todavía no tenemos claro si lo va a hacer o qué va a hacer (aunque tú ya sabes que algo hará o no habría peli).

Esta fase termina sobre el 25% casi en el fin del primer acto.

6. Transición al segundo acto

25% . Después del debate, tu personaje toma una decisión.

Esta es la escena en la que el protagonista toma la decisión y se lanza hacia su objetivo, que es superar el conflicto.

Es el momento en la que el hijo se va de casa, o en la que el abogado acepta un caso difícil, la escena en la que aceptas llevar droga en tu maleta. Y con la decisión tomada nos vamos al segundo acto.

7. Trama B

La lista Snyder está pensada para comedias románticas y pelis de ese estilo, así que ahora toca introducir una trama B que libere tensión en la primera y nos de un respiro, tanto al público como a quien escribe.

Algo nuevo empieza a pasar. Por supuesto, tiene que estar relacionado con la trama principal.

Puede ser perfectamente una trama B del protagonista, que verá en esta segunda trama un impedimento para su objetivo. Por ejemplo que el poli que va a por el asesino se enamore. De este modo el asesino tiene algo contra el poli que antes no tenía.

Es interesante usar la trama B para complicar la trama principal y para darle mayor profundidad a los personajes.  

La trama B suele empezar a partir del 25%, en el segundo acto, cuando la trama principal está bien establecida.

juegos y risas en la escaleta de la novela

8. Juegos y risas

Esta es la fase de la investigación de las primeras pistas, la fase en la que el chico que se ha marchado de casa busca trabajo, piso, conoce a gente (trama B), la fase en la que dos nuevos compañeros de trabajo se conocen.

Es una fase a la que puedes dedicar un 25% de la novela. La primera parte del segundo acto.

Esta etapa incluye intentos poco hábiles de solución del conflicto principal, primeros obstáculos, persecuciones policiales fracasadas, en las comedias románticas es la fase en la que los protagonistas se conocen y les pasan cosas. Todo y nada.

Del segundo acto pueden ser las páginas más complicadas. Si tenías claros los obstáculos y usas los más fuertes ahora, después tendrás que complicarlo más y no siempre podrás.

Tienes que graduar los obstáculos de menos a más. Por eso es recomendable que en esta fase «pasen cosas» pero que siempre puedan ir a peor. De los obstáculos que tengas pensados usa los más fáciles de superar.

9. Punto intermedio

50%. Mitad de la novela. Empezamos la segunda mitad del segundo acto.

Puede que a tu protagonista le vaya todo muy bien. Obviamente será algo solo aparente, falso o pasajero. Puede que todo lo contrario y le esté yendo muy mal y no sepa cómo seguir.

En las pelis románticas parece que todo va genial para acto seguido descubrir que no o cagarla estrepitosamente. En una peli de un asesino en serie seria el momento ideal para un nuevo asesinato.

Es el momento en el que el protagonista puede plantearse de nuevo si lo va a conseguir.

10. Los malos estrechan el cerco

Un 20% en el que nos dedicamos a alejar al protagonista de su objetivo en las que vemos cómo el protagonista cada vez ve más lejos su objetivo.

Si persigue a alguien estará más lejos que nunca, si le persiguen parecerá que están a punto de pillarle, si quiere enamorar a alguien la otra persona estará con alguien distinto.

Todo se complica por momentos y el protagonista parece que va a perder la partida. Hasta que llegamos al 75%.

11. Todo está perdido

75%. Han pillado al protagonista, el malo se ha escapado, el enamorado la ha visto con otro.

El protagonista se derrumba. Sabe (cree) que ya no hay nada que hacer.

Es bueno intentar que el «todo está perdido» sea de signo contrario al punto medio. Si allí estábamos en alto aquí estaremos en lo más profundo, y al revés.

Snyder dice que si quieres matar a alguien cercano al protagonista este es el mejor momento.

Estructura de la novela: la noche oscura del alma

12. Noche oscura del alma

Un 10% máximo, dedícate a hundirle, es el momento de beber, llorar, comer compulsivamente… lo que sea que hace tu personaje cuando está perdido.

La trama B es importante, ya que puede ayudar a tu protagonista a salir de la noche oscura del alma.

No es necesario que te ensañes mucho con tu protagonista. No hace falta que agostes ese 10%, puedes solucionarlo perfectamente en un par de escenas, depende de lo que requiera tu historia; muchas veces, menos es más.

13. Transición al tercer acto

Esa fuerza y esa inspiración llegan al final de la noche oscura del alma. Entre el 75% y el 85%, pero no vayas más allá que tenemos que contar el final y esto no se puede alargar mucho.

El héroe se levanta con más fuerza que nunca y salta al tercer acto.

Es la obtención de la pista necesaria. En la noche oscura del alma, no necesitas ver a alguien beber, con tener a un poli sin poder resolver el misterio tienes suficiente. De repente llega una pista nueva (cuidado no te la saques de la manga) o entiende lo que no ha entendido hasta el momento. De ahí salta al tercer acto.

14. Final

90-100%. La resolución de la trama principal y de la trama secundaria.

El poli pilla al malo y consigue el amor de la chica. El abogado triunfa en su alegato final y gana el caso.

Todas sabemos lo que es un final. No hace falta que te lo cuente. Dependiendo de tu noche oscura del alma, el final será más largo o más corto. Piensa bien si quieres dar más detalle al cierre de tramas o a la noche oscura del alma para definir qué escenas usas y darle un peso apropiado a cada fase de la estructura. El final está, como su nombre indica, al final de la novela, implica la resolución y el desenlace.

5. Imagen de cierre

100%. De nuevo, una imagen vale más que mil palabras. La imagen de cierre puede mostrar un mundo totalmente distinto al que mostraste al iniciar. Todo puede ser diferente o todo exactamente igual, si lo que necesitabas era reestablecer la paz inicial. Tú eliges.

Piensa las dos imágenes en conjunto y tal vez te resulte más fácil.

Clara Tiscar
 

  • María Eugenia dice:

    Muy bueno el artículo, Clara!! Muchísimas gracias!

  • Paula dice:

    ¡Gran artículo! Muchas gracias

  • AURA MURILLO dice:

    ES excelente lo que vengo leyendo a través de su guía , pareciera posible escribir , lo he visto muy difícil , la manera de presentarlo es excepcional , gracias

  • ana lucia dice:

    Me encantó! me parece super util tener en cuenta estos pasos, en ese orden…

  • Alcira dice:

    Muy buena propuesta para los que tenemos tímidas inquietudes por escribir

  • >

    Descubre el secreto para escribir novelas sin desatender tu trabajo ni otras obligaciones

    Suscríbete para recibir la masterclass en la que te cuento cómo escribir una novela paso a paso

    arrow-down