3 pilares para construir un argumento - Curso de Novela

3 pilares para construir un argumento

¿Quieres saber cuáles son las 3 claves antes de escribir una novela? Hoy quiero proporcionarte tres elementos básicos que tienes que identificar o desarrollar en tu idea para poder definir y dar forma al argumento.

Recuerda que para escribir una novela tienes que desarrollar primero la idea, en este artículo te cuento cuáles son los elementos que tienes que ser capaz de encontrar cuando empiezas a trabajar en una idea. Son más importantes que el protagonista o el resto de personajes. Estos tres elementos son clave para saber a dónde vas.

Y saber a dónde vas es lo que te permite llegar.

Los pilares de tu argumento, un paso básico para escribir una novela

Empezarás a darle forma a tu novela cuando trabajes estos 3 elementos a partir de tu idea. No son solo los pilares sobre los que construirás tu argumento, sino que delimitarán el camino por el que deberás pasar y marcan el destino al que quieres llegar. Por eso son tan importantes.

Te ayudarán a evitar el bloqueo

¿Has intentado alguna vez escribir una novela y te has bloqueado? Solemos empezar a escribir por inspiración, cuando tenemos una idea, sin haber pensado en ella ni haberla desarrollado lo suficiente.

Confiar en la inspiración es lo que te lleva al bloqueo. Porque la inspiración es un buen punto de partida, pero una novela necesita un buen argumento. Escribir sin saber lo que vas a contar es un peligro. No solo porque te lleva en muchos casos al bloqueo sino porque te impide escribir con intención.

La intención es imprescindible en la escritura, es lo que marca el camino. Podrás poner intención en la escritura cuando sepas la historia que quieres contar.

Y para saber qué historia quieres contar, lo primero es determinar estos tres elementos básicos en la construcción del argumento:

Los tres elementos más importantes antes de definir tu argumento

el conflicto es básico en cualquier historia

El conflicto

¿Qué pasa en tu novela? ¿Qué problema tiene tu protagonista? Conocer el problema es más importante que conocer al protagonista. Porque un mismo problema puede afectar a cualquier protagonista, pero sin conflicto no hay historia.

Si ya conoces al personaje, no necesitas desecharlo, pero lo básico e imprescindible en este punto es saber cuál es el conflicto de la historia.

Una historia es la explicación de cómo un personaje se enfrenta a un conflicto. El conflicto es básico. Ya lo decorarás cuando decidas quién es el personaje que padece ese conflicto y acabarás de darle forma. Pero antes que nada.

¿Puedes detectar uno o más conflictos en tu idea? Si detectas varios, el siguiente elemento clave te ayudará a decidir cuál es tu conflicto principal.

El conflicto es básico, no solo para la historia sino para construir el resto de elementos: personajes, escenario, tramas secundarias, etc. Lo más divertido es que el diseño de estos elementos afecta al conflicto; por tanto, partes de un conflicto básico al que irás dando forma a medida que trabaje el resto de elementos.

el tema es la razón oculta por la que escribes la historia

El tema

El tema, en la novela, es de lo que habla. Sobre lo que reflexiona. Un mismo conflicto afectará al personaje de un modo distinto en función de cuál sea el tema elegido.

Por ejemplo:

Con la idea de “un personaje que decide robar un banco” podrías escribir novelas muy distintas en función de cuál fuera el tema que subyace:

  • Leyes injustas y desigualdad social
  • Codicia

Cada uno de los temas da pie a argumentos totalmente diferentes, por mucho que el conflicto sea el mismo.

Hay muchas otras cosas que definen el argumento, como el protagonista, un solo cambio en una característica del protagonista pueden cambiar totalmente el argumento.

A estas alturas no hay nada decidido, pero necesitas identificar un tema y un conflicto para poder empezar a perfilar un argumento.

El tercer elemento clave te ayudará a dar forma al argumento y a buscar un mejor protagonista para tu historia:

la premisa es el mensaje que quieres transmitir

La premisa

La premisa es una pieza clave que muchas veces pasamos por alto. Tiene mucho que ver con la intención de la que hablaba al principio de la historia.

Sabes de qué quieres hablar porque has decidido ya el tema. ¿Pero por qué quieres escribir esta novela? ¿A qué conclusión quieres que lleguen tus lectoras?

La premisa no es otra cosa que la moraleja de la historia. Y será el gran faro que iluminará tu camino durante la construcción del argumento, porque todo tiene que estar encaminado a que la premisa se cumpla. Es un elemento imprescindible, una de las primeras lecciones de mi curso de novela

¿Y el protagonista?

Sí, el protagonista también es importante, pero a mí me gusta diseñarlos en función del conflicto, el tema y la premisa.

 

Y tú ¿tienes en cuenta estos elementos antes de definir tu argumento?

Clara Tiscar
 

  • Paco dice:

    Buenas tardes. Muy buen consejo, lo pondré en práctica. Muchas gracias.

  • >

    Descubre el secreto para escribir novelas sin desatender tu trabajo ni otras obligaciones

    Suscríbete para recibir la masterclass en la que te cuento cómo escribir una novela paso a paso

    arrow-down